Por pandemia, aumenta demanda en rentas habitaciones en Querétaro

Desde marzo y hasta junio, la demanda de viviendas en renta en el estado de Querétaro, se incrementó 65% motivado por inquilinos que están en busca de  unidades habitacionales con menor costo de arrendamiento.

La presidenta del Capítulo Querétaro de la Asociación Mexicana de Profesionales Inmobiliarios (AMPI), Ivonne Gutiérrez Hernández, explicó que entre la gente que está buscando rentas -sólo para cambiar de ubicación dentro del estado-  95% de las operaciones en renta obedecen a que los arrendatarios solicitan viviendas de menor costo al que actualmente pagan, con la finalidad de reducir gastos; mientras que sólo 5% lo hace  por buscar una vivienda con mayor superficie.

“Tenemos de los dos temas, hay quienes están requiriendo un aumento por área de espacio, por un estudio en planta baja, pero es la mayoría (la que busca rentas más bajas), sólo  como 5% de la gente es con opción a crecer y la mayoría por reducción de gastos”, declaró.

La especialista en materia inmobiliaria explicó que antes del impacto de la pandemia la búsqueda promedio de rentas era de 15,000 pesos mensuales,  cifra que se ha reducido 20%, debido a que actualmente el promedio de la demanda es de 12,000 pesos.

Desde el 2019 -agregó- en la entidad  persiste un incremento  en los requerimientos de renta; sin embargo, este año se observa una mayor demanda a través del cambio de ubicación dentro de la misma zona geográfica.

“Ahora lo que vemos es que si bien ya veníamos  con el tema desde el 2019  como un año atípico en mucho movimiento de renta, ahora lo que sucede es que más que la gente esté viniendo a   rentar las propiedades, lo que está pasando es que están bajando o subiendo de renta, esto obviamente crece la oferta, crece la demanda. Y así vamos bajando, por eso es que tenemos tanta calificación de renta, porque se está moviendo en cambio de domicilio, básicamente  ese es la mayoría de los criterios”, agregó. 

Gutiérrez Hernández explicó que en esta temporada de verano se presentaron cambios en los patrones de consumo, debido a que en años pasados aumentaban las operaciones de renta y compra de vivienda, pero a través de personas que llegaban a radicar al estado, procedentes de otra entidad; mientras que la demanda actual se centra en rentas, por medio de quienes ya habitan en el estado. 

“Sí tenemos identificado sobre todo el mercado de la Ciudad de México como opción de consulta de renta, pero hoy lo tenemos mayormente identificado con opción a compra, no tanto a renta”, agregó.

Y los que nos han hablado por opción de renta buscan  un mercado mucho más económico, es un mercado que la asociación no maneja, con rentas menores a 8,000 pesos es muy poca la estadística que tenemos de ese tipo de viviendas (…) El comportamiento si bien era con el cambio del ciclo escolar, sabíamos que era gente que llegaba no que se cambiaba de colonia, pero en esta ocasión la demanda no es tanto por cambio de escuela, sino es por cambios en la economía familiar”, explicó.

Baja colocación de vivienda en abril y mayo.

En cuanto a colocación de créditos para vivienda,  de enero a mayo se han colocado 2,820 créditos en la entidad, a través del Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit), lo que representa una reducción de 10.6% en comparación con los 3,150 colocados en el mismo periodo del 2019

De acuerdo con los registros de Infonavit, los meses de  abril y mayo muestras las bajas más significativas.

Con información de El Economista